Categoría: Competiciones

CCE: Kölsch

Zunft Kölsch (Fuente: Wikipedia)

El diez de julio enseñaba en un vídeo la Kölsch que hice el veintidós de junio pasado. Hoy voy a hablar de la cerveza, la receta, cómo fue la producción y lo que creo que son las bases para hacer una buena cerveza estilo Kölsch.

Historia
Este tipo de cerveza se lleva elaborando en la zona de Colonia desde el siglo IX, aunque el término Kölsch se empezó a usar oficialmente desde 1918 para denominar una cerveza producida a partir de 1906 por la cervecera Sünner. De acuerdo con la Kölsch Konvention de 1986 Kölsch no se puede producir fuera de la zona de Colonia, aunque garantiza el derecho de algunas cerveceras que producían el estilo anteriormente fuera de la zona a seguir haciéndolo. La convención simplemente define la cerveza como ligera, de atenuación alta, lupulada y clara. Kölsch se convirtió en una denominación de origen protegida en 1997, lo que garantiza tanto en la Unión Europea como en otros países que ninguna cervecera fuera del área de Colonia pueda denominar Kölsch a ninguno de sus productos.

El estilo
Kölsch como estilo cervecero es una cerveza fresca, muy bebible. En aroma puede ser ligeramente frutal, con muy poco carácter de malta y lúpulo apenas perceptible. El color es amarillo pálido y de una claridad extrema, con una espuma delicada que puede no durar mucho. El sabor es delicado, equilibrado, y muy ligero a malta y dulzor frutal, con amargor medio y final seco. El sabor a lúpulo es variable, aunque suele ser bajo. En boca es suave, de cuerpo normalmente ligero y con carbonatación media alta y final más bien seco. En general una cerveza limpia y delicada con muy ligeros sabores y aromas frutales, con poco carácter a malta y final refrescante.

La receta
Decir que la que hice el 22 de junio es mi receta no sería cierto. Fue mi primera Kölsch, pero si la hubiera diseñado yo no hubiera sido como fue esta. La cosa es que en el club de cerveceros caseros del que soy socio decidimos hacer todos la misma receta, ganadora de un premio para otro de los socios, y comparar resultados el martes cinco de agosto en nuestra reunión mensual.

El club compró los ingredientes a mejor preció y cada uno compramos, por cada cinco galones de cerveza que íbamos a producir, una bolsa con todo el grano ya mezclado aunque sin moler, dos bolsitas de lúpulo y un paquete de Wyeast 2565 Kölsch. Todo esto está muy bien en teoría, pero cuando tienes en cuenta que la eficiencia del equipo de cada uno es diferente y que la leva estuvo varias horas fuera de nevera el día que nos la entregaron, en pleno mes de junio, la cosa se complica.

La DI de la cerveza debía haber sido bastante más baja de lo que la mía iba a ser, así que decidí añadir un poco más de lúpulo para compensarlo. Y en cuanto a la levadura, sabiendo por haberlo oído en The Jamil Show que la fermentación de este tipo de cervezas es la clave del éxito, me decidí a añadir dos viales de White Labs WLP029 para cada uno de los fermentadores de cinco galones que iba a terminar llenando, así como a hacer dos estárteres de un litro y medio cada uno con dos viales de White Labs y el sobre de Wyeast.

Primero, la receta con la que mi compañero de club ha ganado algún que otro premio:

DI: 1,048
DF: 1,010 (atenuación: 79,1%)
5% alcohol
19,7 IBUs (0,41 IBUs/DI)

Nombre Tipo %/IBU
Pilsner (2 Row) (2,0 SRM) Malta 83,30%
Malta trigo (2,0 SRM) Malta 9,50%
Malta Múnich (9,0 SRM) Malta 7,10%
Tettnang [4,80 %] – Boil 60 min Lúpulo 8,5 IBUs
Nugget [13,00 %] – Boil 60 min Lúpulo 6 IBUs
Tettnang [4,80 %] – Boil 20 min Lúpulo 5,2 IBUs
Whirlfloc Tablet (Boil 15 mins) Fining
     

BeerSmith calculó que con la eficiencia de macerado de mi equipo de alrededor del 90% y el grano que me habían dado iba a conseguir una DI mayor que lo que salía en la receta original. Como el grano estaba ya mezclado, reducir la cantidad era complicado al no saber exactamente qué estaría quitando, así que decidí ajustar un poco el lúpulo. También decidí que el lúpulo de los 20 minutos no me hacía falta, porque no quería sabor ni aroma a lúpulo en esta cerveza, así que lo pasé todo a 60 minutos. El hervido en ambos casos es de 90 minutos.

DI: 1,056
DF: 1,011 (atenuación 80,3%)
5,9% alcohol
26,5 IBUs (0,47 IBUs/DI)

Nombre Tipo %/IBU
Pilsner (2 Row) (2,0 SRM) Malta 83,30%
Malta Trigo (2,0 SRM) Malta 9,50%
Malta Múnich (9,0 SRM) Malta 7,10%
Tettnang [4,80 %] – Boil 60 min Lúpulo 15,5 IBUs
Tradition [7,00 %] – Boil 60 min Lúpulo 5,8 IBUs
Nugget [13,00 %] – Boil 60 min Lúpulo 5,2 IBUs
Whirlfloc Tablet (Boil 15 mins) Fining
     

En general, una cerveza ligeramente fuera de estilo en cuanto a DI y alcohol, pero que con la fermentación correcta pensé que podría funcionar. Por eso añadí los cuatro viales de WLP029, dos por fermentador, y decidí hacer dos estárteres de litro y medio cada uno siguiendo la recomendación para una cerveza híbrida de DI 1,056 de la calculadora de Mr. Malty para 5,5 galones y con la viabilidad de la levadura según su fecha de producción.

Y por último, si yo hubiera hecho la receta desde el principio, habría hecho esto:

DI: 1,050
DF: 1,010 (atenuación 80%)
5,25% alcohol
23 IBUs (0,46 IBUs/DI)

Nombre Tipo %/IBU
Pilsner (2 Row) (2,0 SRM) Malta 90,00%
Malta Trigo (2,0 SRM) Malta 7,00%
Malta Múnich (9,0 SRM) Malta 3,00%
Tradition [7.00 %] – Boil 60 min Lúpulo 23 IBUs
Whirlfloc Tablet (Boil 15 mins) Fining
     

La idea de estos cambios es darle un poco más de amargor del que tiene la receta original, utlizando un sólo lúpulo noble y manteniendo el carácter de la malta bajo mínimos. No sé cómo habría sido el resultado, espero hacer esta cerveza en algún momento en el futuro, pero no creo que muy diferente de la que he hecho si la fermentación se desarrolla de forma similar; quizá ligeramente más seca y más ligera de cuerpo por la reducción de trigo y Múnich.

En todos los casos lo ideal sería utilizar maltas alemanas tan frescas como sea posible.

Macerado

Para el perfil de macerado seguí el de la receta original a 66ºC durante 75 minutos, subiendo la temperatura a 77ºC al final y lavando con agua a 80ºC. El pH durante el macerado se mantuvo constante alrededor de 5.2 pH (medido con estas tiras) y la temperatura fluctuando entre 66ºC y 66.2ºC. La DI antes del lavado era de 1.074 y al final del lavado de 1.006, con el pH estable alrededor de 5.4 pH.

La fermentación

Fermentación 48 después de inocular

Fermentación 48 después de inocular

Enfrié hasta 23ºC (por desgracia en verano enfriar más es prácticamente imposible) y como quería una fermentación limpia decidí continuar enfriando en frigorífico hasta 16ºC, temperatura a la que inoculé cada uno de los dos estárteres en aproximadamente 5.5 galones (20.8 L) de mosto esa misma noche, 22 de junio, alrededor de 8 horas más tarde. La temperatura de fermentación fue constante y controlada a 16ºC, con actividad visible en menos de 24 horas. En 48 horas la actividad de fermentación era muy alta en los dos fermentadores con el que tenía airlock casi bloqueado, y menos mal que lo pillé a tiempo. El 25 de junio subí la temperatura a 16.5ºC por la mañana y 17ºC por la noche. El 26 de junio por la mañana tomé la densidad que ya era de 1.011, volviendo a subir la temperatura a 17.5ºC. El 27 de junio no había ninguna actividad y subí a 18ºC por la mañana. Por la noche probé y el sabor era bueno, sin restos de diacetil y la densidad seguía en 1.011, así que bajé la temperatura a 0ºC. Añadí gelatina el 30 por la tarde y pasé a barril 48 horas más tarde.

Lo ideal habría sido dejar la cerveza en frío durante al menos dos semanas, mejor cuatro, pero como lo que se planea y lo que se hace no suelen ser lo mismo tuvimos una comida-cena en casa con unos amigos el 4 de julio. La cerveza fue un éxito y terminamos bebiéndonos casi un barril entero. El mejor comentario fue de uno de ellos que bebe vino y de cerveza poco, pero que había visitado Colonia muy a menudo durante años por motivos de trabajo: “Esto es una Kölsch”. Cuando lo oí la verdad es que no pude aguantar una sonrisa. Yo he ido a Colonia alguna vez debido a que mi hermana vive en Dusseldorf y cuando la probé me recordó a las que había tomado allí, pero que te lo diga alguien sin saber lo que está bebiendo tiene algo más de valor, yo creo.

Un vaso de mi Kölsch el siete de julio, ¡San Fermín!

Un vaso de mi Kölsch el siete de julio, ¡San Fermín!

El 10 de julio la embotellé para presentarla a la competición Aroma Of Tacoma, que es una ciudad del sur de Seattle. Las cervezas fueron juzgadas el sábado pasado, 19 de julio. Podría ser que haya sido una de las ganadoras ya que ayer recibí un correo diciéndome que había ganado algo en la competición y pidiéndome que atendiese la entrega de premios el sábado que viene, cosa que por supuesto pienso hacer. Esta semana voy a embotellar algo más para presentarla a otra competición, Best Of The Bay, que se celebra en otra ciudad de la zona: Bellingham, que está al norte casi en la frontera con Canadá.

Seguiré publicando los resultados que obtenga con la cerveza en competiciones, incluyendo las puntuaciones y comentarios de los jueces. Y también el resultado si la vuelvo a hacer con alguna modificación de la receta.

Conclusiones
Estoy totalmente de acuerdo con lo que he leído que la clave esta cerveza es la levadura y la fermentación. La mayor parte de las características del aroma y el sabor que se aprecian en la cerveza final no están por ningún lado en el mosto no fermentado. Las levaduras que recomienda Jamil Zainasheff en Brewing Classic Styles son White Labs WLP029 y Wyeast 2565. Mi perfil de fermentación lo basé también en el que él recomienda en el libro, 16ºC, al que añadí una ligera subida de temperatura al final para asegurarme de que la levadura terminase la fermentación completamente y limpiase cualquier resto de sabores y aromas no deseados: sobre todo diacetil y azufre. Después de mi experiencia tengo que decir que el resultado ha sido positivo tanto con la leva, en mi caso una mezcla de las dos aunque en el futuro utilizaré la de White Labs, y la fermentación. Por desgracia no parece que haya ninguna levadura seca que haga algo parecido a lo que hacen estas dos.

Otra clave para esta cerveza es lo clara que sea. Estas levas no floculan precisamente con facilidad, así que una guarda larga en frío, gelatina u otros agentes clarificadores, o incluso filtrado, son necesarios para llegar a alcanzar la claridad necesaria. En mi caso utilicé gelatina y como en la mayoría de mis experiencias anteriores funcionó muy bien. Puedes ver aquí un vídeo sobre cómo clarificar con gelatina.

El macerado no tiene mucho misterio, pero al ser todo maltas muy poco tostadas hay que vigilar el pH, sobre todo al final del lavado para evitar extraer taninos de la malta que podrían dar un toque astringente a la cerveza.

Referencias

¡Salud!

Premio a la vista

Esta tarde me ha llegado un correo de los organizadores de la competición Aroma Of Tacoma. Parece ser que una de mis cervezas ha recibido algún tipo de premio, así que me piden que si puedo vaya a la entrega de premios el sábado que viene a las 3:00pm PDT. Por supuesto, sabiendo eso no me lo pienso perder. Seguiremos informando sobre cuál es la cerveza (o incluso mejor, cuáles) y en qué ha consistido el premio.

¡Salud!

CCE: Stotish Ale 60/-

Scottish Ale es uno de mis estilos favoritos. Es todo lo contrario a lo que bebemos habitualmente, al menos por aquí en la costa oeste de EE.UU. Una cerveza con apenas nada de lúpulo, mucho carácter de malta, ligeramente dulce, de fermentación muy limpia, poco carbonatada y ligeramente oscura, con más bien poco cuerpo, sobre todo la 60/-. Hay tres cervezas que componen este estilo, 60/-, 70/- y 80/-, leído sesenta chelines, setenta chelines y ochenta chelines; y nombradas así por el precio del barril en su día, impuestos incluidos. Es uno de mis estilos favoritos sobre todo porque son cervezas fáciles de beber, sabrosas y con poco alcohol. La 80/-, que es la más fuerte de las tres, no debe pasar del 5% de alcohol por volumen. Una 60/-, la que nos ocupa, está entre 2.5% y 3.2%, lo que la hace ser una gran session beer, o cerveza para tomar durante un largo rato y en grandes cantidades, lo cual es el motivo por lo que he decidido hacerla para la competición SJPorr, cuyo tema es: una cerveza para pasar la prueba del tiempo. ¿Qué cerveza puede pasar mejor la prueba que una que podemos beber durante horas sin apenas afectarnos?

Receta

La receta que decidí hacer está basada en la publicada por Jamil Zainasheff en su libro Brewing Classic Styles, pero cambiando las maltas crystal americanas de 40ºL y 120ºL por maltas inglesas Simpsons. La malta base es pale inglesa tipo Maris Otter, 69%, con un 12.1% de malta crystal media, un 2.6% de crystal oscura, ambas de Simpsons, otro 2.6% de pale chocolate y un 6.9% cada una de Honey y Munich a partes iguales. El lúpulo es típicamente inglés también, EKG, pero la levadura es White Labs California Ale para conseguir una fermentación lo más limpia posible. Aquí va para un volumen total de 45.5 litros (12 galones) después del hervido, con una eficiencia de macerado del 92% según BeerSmith:

Cantidad Nombre Tipo %/IBU
4.00 kg Maris Otter (3.0 SRM) Malta 69.00%
700 g Crystal, Media (Simpsons) (55.0 SRM) Malta 12.10%
400 g Honey (25.0 SRM) Malta 6.90%
400 g Munich – 20L (20.0 SRM) Malta 6.90%
150 g Crystal, Oscura (Simpsons) (80.0 SRM) Malta 2.60%
150 g Chocolate Pálida (250.0 SRM) Malta 2.60%
40.00 g East Kent Goldings (EKG) [5.00 %] – Hervido 60.0 min Lúpulo 12.7 IBUs

 

Como se puede ver, la receta es muy sencilla y con muy poca malta para la cantidad de cerveza. No hice ningún tipo de tratamiento de agua, que en la zona en la que vivo es extremadamente blanda.

Proceso

Al final del macerado el mosto estaba totalmente claro.

Al final del macerado el mosto estaba totalmente claro.

Fue el sábado 19 de abril, hace ya tres semanas. El macerado fue a 70.5ºC con recirculado continuo durante una hora y mash out a 77ºC. Después empecé el lavado del grano que duró aproximadamente otra hora. A los 20 minutos de macerado la densidad estaba en 1,047 y así se mantuvo durante la hora completa, lo que me hace pensar que podría haber terminado en ese tiempo. Algún día puede que me decida a hacer pruebas sobre esto, pero por ahora voy a seguir macerando una hora o más. El mosto del final del lavado tenía una densidad de 1,004 y un pH de aproximadamente 5.3. Al final terminé con 61.5 litros en la olla con una densidad inicial de 1,028.

Estrenando el hop spider que construí ese mismo día.

Estrenando el hop spider que construí ese mismo día.

Después del hervido de 90 minutos tenía 52.2 litros con una densidad de 1,032. Esta fue ligeramente inferior a lo que quería pero con un volumen de aproximadamente 7 litros extra. Después del hervido me di cuenta que había algún cálculo erróneo ya que debería haber lavado hasta tener 55 litros en lugar de 61, lo que me habría dejado después del hervido en los 45 litros que quería y la densidad correcta de 1,034. A estas alturas las opciones eran seguir hirviendo o dejarlo como estaba y decidí dejarlo como estaba. Una cosa que hice nueva durante este hervido fue utilizar el hop spider o cesta para lúpulo, que por cierto construí mientras se hacía el macerado.

El enfriado fue a través del Blichman Therminator, recirculando y sin problemas de ningún tipo. Terminé con el mosto a aproximadamente 17.5º, ligeramente por debajo de los 19º que quería, pero el mini-calentador dentro del frigorífico de fermentación se encargó de solucionarlo rápidamente.

Para la fermentación utilicé dos estárteres de un litro cada uno de White Labs 001 California Ale. Los tuve removiendo 24 horas y luego los dejé unas seis, durante la producción, parados para que decantaran. Tiré la mayoría de la cerveza del estárter, oxigené el mosto un minuto con un volumen de un litro de oxígeno por minuto, puse la leva y cerré el fermentador que se mantuvo a una temperatura constante de 19ºC. Detecté actividad a la mañana siguiente, unas 15 horas después y en cuatro días la densidad llegó a 1,011 de donde ya no volvió a bajar, para dar un 2.76% de alcohol por volumen. Después pasé a enfriar, a clarificar con gelatina y de ahí al barril. Carbonaté ligeramente en barril a 1.5 volúmenes de CO2, siguiendo las guías de estilo de todos estos tipos de cervezas del Reino Unido.

Highland Calf

Highland Calf

Y lo último era ponerle nombre, así que siguiendo con el tema de nombres de animales me puse a buscar entre los más típicos de Escocia y encontré el ganado del altiplano, que es la traducción bastante ridícula de Highland Cattle. Las hay negras, pero las más típicas son de un color muy parecido a la cerveza, y como en este estilo hay cervezas pequeñas, medianas y grandes, decidí llamar a esta Highland Calf (ternero), a la 70/- Highland Cow (vaca) y a la 80/- Highland Bull (toro), cuando las haga.

 

Notas de cata

En general una cerveza con muchos toques de malta y sin más lúpulo que el indispensable para compensar el dulzor. El aroma es tostado, nada de lúpulo, ésteres o fenoles y un ligero toque dulce al final. El sabor es parecido, con cuerpo ligero y muy poca carbonatación. El aspecto es limpio, totalmente transparente a pesar del color entre cobrizo y marrón, apenas sin espuma. Fácil de beber y refrescante, con la cantidad de alcohol que tiene te puedes beber tranquilamente tres o cuatro pintas y no pagar las consecuencias a la mañana siguiente. He terminado contento con los resultados aunque los 2-3 puntos extras en la densidad inicial podrían haberle dado el toque de cuerpo que creo que le falta.

El siguiente paso será embotellar 40 botellas de 350ml (12 oz) para enviar 18 de ellas al hub del oeste de EE.UU. en Oregón, al lado de Portland. He intentado organizarlo con Kevin Clemens para llevárselas en mano y tener una excusa para visitar Hair Of The Dog, pero por desgracia no ha sido posible, así que tendré que mandarlas via UPS. Voy a embotellar rápido, porque al ritmo que voy con ella no sé cuánto me va a durar si no. Aparte, espero enviarla también a alguna otra competición por la zona. Como siempre, intentaré informar de los resultados cuando se vayan produciendo.

¡Salud!

 

 

 

Pinky The Hog: resultados

WP_20140418_17_32_15_Pro

Pinky y Pliney

Pinky The Hog es el nombre de mi clon de Pliny The Elder. Primero he de decir que pensaba que era más o menos parecida a la original, y cuando varios amigos que habían probado Pliny pasaron por casa y la probaron pensaron lo mismo. Sin embargo, cuando las probamos a la vez… nada que ver. En Pliny resalta mucho el aroma y sabor de Simcoe, mientras en mi cerveza está muy oculto bajo una capa de lúpulo cítrico, probablemente debido a la cantidad de Amarillo que añadí a lo que era la receta original publicada por Vinnie Cilurzo de Russian River. Ambas cervezas tienen, en mi opinión, un perfil de fermentación bastante limpio, pero en Pliny el lúpulo se hace mucho más evidente. No es excesivamente amarga, pero el aroma y sabor a lúpulo sobresalen sobre cualquier otra cosa. En Pinky todo, siendo una buena cerveza, es mucho más borroso, nada sobresale demasiado. Hay algo que hace que todo el lúpulo que utilicé durante la producción se haya difuminado ligeramente (a ver, es una cerveza muy, muy fuerte, con mucho aroma y mucho sabor, pero no tanto como esperaba). En la boca ambas son similares en cuanto a carbonatación y sensaciones, con final seco ambas aunque es mucho más evidente en Pliny, creo que por el perfil del lúpulo. En color son también similares, Pliny un poco más clara y mucho más limpia en el momento de la cata, aunque eso cambiaría pronto ya que ahí Pliny apenas tenía 6 días en barril. La espuma blanca en ambas, con algo mejor de retención en Pliny. Mis amigos que la prueban quedan encantados, pero yo después de la comparación con Pliny tengo decidido que no voy a tardar en volver a hacerla. Además, de casi cuarenta litros que terminé haciendo tengo apenas dos.

Voy a hacer un cambio seguro, y no es de receta, sino de agua. Voy a pasar del perfil de Cerveza Clara Lupulada de la calculadora de Brewers Friend al de Burton Upon Trent que apareció en Zymurgy, la revista de la American Hombrewers Association, página 46 de su número de enero/febrero 2014 en el artículo de Martin Brungard: Brewing Water Series: Burton on Trent. El perfil de agua pasará a ser bastante más duro, casi duplicando el calcio (de 79 a 140ppm) y el sulfato (de 147 a 300ppm). El bicarbonato también se multiplica casi por seis (de 21.3 a 110ppm).

Otro cambio en el que estoy pensando es reducir, o incluso eliminar completamente, todo el lúpulo Amarillo que le puse a la receta. Quiero ir haciendo un sólo cambio cada vez, pero esta cerveza es demasiado complicada para hacerla muy a menudo, así que es posible que haga esos dos cambios. Ya veremos.

Por cierto, incluso si no vives en EE.UU. te recomendaría hacerte socio de la asociación de cerveceros caseros de EE.UU., aunque sólo sea por tener acceso a TODOS los números de Zymurgy online.

Los resultados

Ayer por fin terminó mi aventura como organizador de competiciones cerveceras, al menos hasta el año que viene. El Cascade Cup, que es la competición de mi club, terminó con 175 participantes y 372 cervezs.  Y entre ellas estaba Pinky.

Había registrado y pagado por cinco cervezas, pero por unas cosas y otras solamente tenía una para presentar: Pinky. Así que empecé a usar la imaginación. Lo más sencillo era presentarla como American Pale (10A), American IPA (14B) y lo que en realidad es, Imperial IPA (14C). Así con una cerveza ya tenía tres. Sólo necesitaba dos más… bueno, fácil, una con frutas (20A) y una con hierbas (21A). Y terminé mezclando Pinky con café hecho en frío y con extracto de coco.

Los resultados han sido bastante favorables, con una medalla de plata con 39 puntos de 50 posibles en la categoría de Cervezas con Frutas y entrando la Imperial IPA en la segunda ronda de IPAs en la que había 52 entradas, con 38 puntos. Además, excepto la de café que terminó con 29 puntos todas las demás obtuvieron más de 30.

La próxima vez que haga esta cerveza, que espero que sea pronto, lo publicaré de nuevo. Y si es posible intentaré alinearlo con una competición para ver cómo cambia la cosa con los cambios en la receta. Eso sí, espero tener más cervezas disponibles y sólo presentarla como Imperial IPA y quizá también como American IPA.

¡Salud!

Después de cinco meses…

Después de cinco meses...

El veintiséis de octubre de 2013 hice el examen de cata para ser juez de BJCP. Ayer, veintisiete de marzo de 2014, exactamente cinco meses y un día después, toda una condena, por fin recibí los resultados. Estoy contento porque pasé, pero un poco triste porque me he quedado a tan solo cuatro puntos del rango de National Judge. El resultado fue del 76%, que me dará la categoría de Certified Judge (las cinco categorías son Apprentice, Recognized, Certified, National y Master) en cuanto me asignen los cinco puntos de experiencia que ya tengo ganados por haber hecho de juez en varias competiciones pero que por algún motivo se han perdido en el limbo de internet.

Hace un par de semanas estaba ya totalmente desesperado con la espera de los resultados y había decidido que si no aprobaba no iba a intentarlo de nuevo. Ahora, viendo lo cerca que me he quedado del rango de  National Judge, voy a ver si vuelvo a atender, o incluso organizar, un curso de cata y me vuelvo a presentar al examen en septiembre. También tengo planeado hacer de juez la semana que viene en el National Hombrew Competition cuya primera ronda se celebrará en Seattle los próximos cuatro y cinco de abril. Esto me garantizará la entrada de cervezas en la competición el año que viene en lugar de tener que ir a través de sorteo.

¡Salud!