Etiquetado: Estados Unidos

Hop & Brew School 2014

Mañana, 11 de septiembre, empieza Hop & Brew School 2014 en las instalaciones de Hop Union en Yakima, Washington. Hop & Brew School es un curso de dos días sobre lúpulo y producción de cerveza. Está dividido en dos sesiones, una para cerveceros comerciales y una para nano-cerveceros y cerveceros caseros. El contenido de ambas sesiones es el mismo y está centrado alrededor de la cosecha de lúpulo en Yakima, que es una de las mayores zonas productoras del mundo.

Incluye charlas de cerveceros sobre usos del lúpulo, cómo hacer recetas y procesos a seguir en la producción. También acuden granjeros de lúpulo que tratan temas sobre su cultivo, desde rendimiento y características a nuevas variedades que se esperan para el futuro próximo. Como parte de las actividades de los dos días que dura se visitan granjas en las que los participantes pueden ver los campos de lúpulo así como su recogida, secado y embalado. También se visitan las instalaciones de Hop Union incluyendo las plantas de empaquetado, almacenaje y los laboratorios. Y por lo que me ha comentado gente que ha asistido en años anteriores, hay catas de múltiples y diferentes IPAs traídas desde todos los rincones del país. Para colmo, y para mejorar la cosa, la organización proporciona hoteles a precios especiales así como autobuses que transportan a los participantes entre estos hoteles y las instalaciones de Hop Union, con lo cual no hay que preocuparse de la conducción después de la posible ingesta excesiva de alcohol. Vamos, dos días en el cielo del lúpulo, podríamos decir.

Soy de los afortunados que reservaron su plaza a tiempo, ya que se venden todas en el plazo de unas pocas horas, y como me pilla a 300 km de casa me iré para allá conduciendo esta tarde. Esto hace que, por desgracia, voy a tener que retrasar el vídeo de Miércoles de Cerveza sobre la producción completa de la Porter de Chocolate y Avellana que hice hace dos semanas, y que tengo casi completamente preparado, al sábado o el domingo. La buena noticia es que si dejan grabar pienso volver con bastante material para uno o dos vídeos interesantes para las próximas entregas. Mientras tanto, aquí podéis ver un resumen de lo que fue el curso en 2011.

¡Salud!

NHC Día 1

NHC Día 1

Sean Paxton, Tasty McDole, Annie Johnson y un servidor

Hoy ha empezado la conferencia de cerveceros caseros de EE.UU. en Grand Rapids, Michigan, a la que tengo la suerte de poder atender. Ha sido un día muy interesante que he empezado juzgando cervezas de la categoría 17, Sour Ales, de la segunda ronda de la competición nacional de cerveceros caseros (NHC). Después un buen paseo por la sala de exhibiciones, donde he podido ver de primera mano algunas de las cosas que los fabricantes tienen “en capilla” para sacar durante este año, entre ellas los sistemas eléctricos de Blichmann Engineering. También me han confirmado, cosa que sé que interesará a alguna gente de los foros de la ACCE, que en otoño se espera una nueva versión del Brew Bucket de SS Brewing Technologies que contará con entrada para termómetro, así como puerto para desalojar la levadura por la punta de abajo del cono.

Después ha empezado la conferencia en sí misma, con tres grupos de sesiones esta tarde. Las que he atendido han sido sobre cómo montar un sistema de grifos para servir cerveza, cómo conseguir resultados consistentes en nuestras recetas, y la última sobre cómo organizar competiciones de cerveza casera. Las tres muy interesantes.

El final del día ha consistido en dos fiestas, la primera la recepción de bienvenida a la convención, con gran cantidad de cervezas diferentes; la segunda, el noveno cumpleaños de The Brewing Network. Ambas muy entretenidas, y la segunda con la guinda de haber conocido en persona, gracias a Annie Johnson (homebrewer of the year del año 2013 y a la que conozco hace algún tiempo por vivir también en la zona de Seattle) a Sean Z. Paxton (The Homebrewed Chef) y Tasty McDole (gran homebrewer y parte del Jamil Show), que además tuvieron la amabilidad de posar para la foto de arriba.

Seguiré publicando más información y contenido que estoy consiguiendo en la conferencia. Ahora, son más de las doce y mañana tengo que empezar de nuevo pronto.

¡Salud!

Cerveceras del área de San Francisco

 

Image El lunes es fiesta en EE.UU., de las pocas que tenemos, así que voy a aprovechar e irme a ver unas cuantas cerveceras del área de San Francisco. El norte de California está plagado, con muchas muy buenas y auténticos clásicos, incluyendo unas cuantas joyas cuyas cervezas siempre merecen la pena. El plan es visitar durante el viaje:

 

  • Heretic Brewing Company
  • Downtown Joe’s
  • Sierra Nevada
  • Bear Republic
  • Russian River
  • Lagunitas

Estaba también planeado visitar la nueva sede de The Brewing Network, pero por desgracia no va a estar abierta aún, así que no va a poder ser. Intentaremos también visitar otras cerveceras menos conocidas que nos podamos ir encontrando por el camino. En cualquier caso, estoy deseando hacer el tour de Sierra Nevada y Lagunitas. Russian River no ofrece tours, pero una pinta de Pliny y probar el resto de sus cervezas también es algo que me apetece mucho. Bear Republic es otra de mis favoritas, con cervezas increíbles como Hop Rod Rye o Red Rocket Ale.

Espero volver con algún vídeo, unas cuantas fotos y artículos, y las pilas recargadas.

¡Salud!

BJCP: Ya soy juez provisional

Pues eso, ayer terminamos el curso de Juez BJCP después de 12 duras semanas probando cervezas de todos los estilos imaginables. Así que ni corto ni perezoso, me metí en faena e hice el examen online que da el título de Juez Provisional y es el primer paso para poder hacer el examen de cata. El examen son 200 preguntas a responder en una hora, con lo que si te dedicas a buscar las respuestas por ahí no tienes tiempo de terminarlo ni en broma. El resultado fue que aprobé, lo cual me hace pensar que el curso ha estado muy bien, ya que no había estudiado nada de nada aparte de atender las clases religiosamente (excepto la que me perdí por estar de vacaciones en Bélgica, probando más cerveza).

Y ahora, tengo un año para el examen de cata, que espero poder pasar a principios del año que viene como muy tarde e incluso antes si consigo entrar en alguna convocatoria anterior, ya que parece que está la cosa bastante apretada.

¡Salud!

La Imperial IPA sigue su curso

El miércoles, un par de días más tarde de lo esperado ya que la fermentación primaria terminó el lunes, pasé la Imperial IPA sin nombre a secundario.  Aunque tenía planeado añadir 100 gramos de lúpulo Amarillo, no pudo ser ya que estaba agotado en la tienda donde compro y no volverá a haber hasta septiembre, después de la recolección. Para entonces habrá que intentar comprar algún lúpulo fresco para una harvest ale, y ya que las mayores productoras de lúpulo de EE.UU. están a dos patadas de aquí, como quien dice, espero que no sea muy complicado encontrarlo. Pero bueno, a lo que íbamos, que terminé comprando una libra (453 gr) de Cascade y le eché 90 gramos, que tampoco está mal. El resto lo tengo en espera de la próxima APA.

Al final de la fermentación tuve un problemilla con la temperatura que subió a 25º C durante el lunes y el martes debido a temas técnicos (congelador de segunda mano demasiado barato que decidió que hasta ahí había llegado). Hasta entonces había estado estable a 21ºC como estaba planeado. La densidad al final era de 1,018, exactamente lo que había calculado, después de mezclar el contenido de los tres fermentadores. Esto nos da un porcentaje de alcohol del 9,01%, ya que la densidad inicial era de 1,087 (en el otro artículo había puesto 1,080 por un error al convertir de Brix a unidades de densidad).

Como los problemas de temperatura ocurrieron después de haber prácticamente terminado la fermentación, no espero que haya causado demasiados problemas, pero podríamos encontrarnos con sabores no muy deseables en una Imperial IPA, ya sean frutales, de especias, o ambos; aunque siempre se puede cambiar el estilo por Imperial IPA Belga, que para esto jugamos en casa. Además, no hay nada que un poco más de tiempo de maduración no arregle, así que sea como sea no estará para tirarla, ni mucho menos.

Por desgracia la cata no fue muy productiva ya que estaba con un constipado de muerte y ni olía ni saboreaba nada de nada, así que no hay nada que comentar sobre eso. Una pena.

¡Salud!

Sabor, sabor…

Andaba hoy dando vueltas por la nube que es internet cuando me he encontrado con un artículo sobre un mejorador de cerveza. La idea es que la gente que en EE.UU. bebe cerveza industrial light no es porque les guste, sino porque o no quieren o no pueden gastarse el extra que cuesta una cerveza con más sabor. Así, lo que proponen los inventores es que los bebedores de este tipo de cervezas añadan unas gotas de su producto a su cerveza y podrán saborear su propia creación con sabor de cerveza artesana, sin tener que pagar el precio extra ya que el producto de marras cuesta $4.99 y mejora 18 cervezas de 355 ml (12 oz) sin añadirles alcohol o calorías. Mi primera reacción ha sido de “¿Qué mierda es esta porquería y quiénes son estos tíos?”, pero pensándolo un poco, me he dado cuenta que el producto podría estar bien.

Enfocándolo al público al que los inventores del tinglado lo están enfocando, esto es algo que va a ser masacrado por los amantes de la cerveza artesana, por razones obvias, y que podría ser completamente ignorado por el resto. En EE.UU., como creo que en otras muchas partes del mundo (y esta es una opinión basada en mi experiencia personal, no en datos), la gente que bebe el tipo de cerveza al que el producto de marras está enfocado lo hace porque no conocen otro o porque es lo que les gusta. Aquí un gran número de Joe Bebedor de American Lager no sabe que exista ninguna cerveza que no esté fabricada por Anheuser Busch, Coors o Miller, excepto quizá Corona o Heineken. Y a los que lo saben, les da lo mismo. Para ellos Budweiser, Coors Light, O Miller High Life es su cerveza y no toman otra porque “no les gusta” la cerveza oscura, o la amarga, o lo que sea. Así que no creo que sean el público más interesado en gastarse $4.99 extra por cada 18 cervezas para conseguir un sabor diferente cada vez.

Sin embargo, valoraciones de los dos sabores que ofrecen aparte porque tampoco tienen mucho sentido, creo que este podría ser un producto interesante y con el que nadie se metería si se enfocara al público adecuado, y siempre que sea verdad que da buen sabor a cerveza o que al menos mejora una cerveza que tiene un sabor que nos desagrada. También seria importante que los ingredientes no fueran exactamente propylene glicol, que no suena nada bien, junto con saborizantes naturales y artificiales indeterminados. Pero volviendo al público… ¿cuál serían en mi opinión los adecuados? Para mi hay dos muy claros y uno al que no le veo mucho sentido pero que está ahí.

El primer grupo al que creo que esto podría estar enfocado es la gente que por diferentes circunstancias no puede beber alcohol, ya sea de forma temporal o permanente, pero a la que no le importaría añadir un toque de sabor a su cerveza SIN. El segundo son los celiacos, o gente que no puede beber cerveza por intolerancia al gluten. Nunca he tomado una cerveza sin gluten, pero por lo que he oído no son las cervezas más interesantes del mundo, así que probablemente no les vendría mal una mejora de sabor. Y el tercer grupo son la gente que toma cervezas light por las calorías, pero que quizá sí les guste un tipo de cerveza más sabroso. Para mi este tercer grupo tiene poco sentido, porque yo preferiría tomarme una sola cerveza que me gustase a tres light, pero a gustos colores.

Estoy casi seguro que no me molestaría ver el producto este siendo anunciado para los públicos que comento, pero casi me ofende viéndolo de la manera que se ofrece, y no creo que tenga mucho éxito. Pero como parece ser que H. L. Mencken dijo: “Nadie se ha arruinado nunca por subestimar el gusto del público americano. Y creo que la cita, aunque no exacta por lo que he leído por ahí, no deja de ser cierta y aplicable también al resto del mundo desarrollado, que sigue ciegamente mucho de lo que pasa por aquí.

Así que si vivís por aquí ya podéis darle sabor a esa cerveza que no os gusta pero que a pesar de todo seguís comprando (exacto, no tiene sentido), y si no vivís por aquí, es sólo cuestión de tiempo que algo parecido llegue por allí.

¡Salud!

Seattle Beer Week: cata de New Belgium

Esta semana tenemos aquí por un lado la semana de la cerveza de Seattle (Seattle Beer Week), y por otro la semana de la cerveza artesana en todo EE.UU. Total, demasiados sitios a los que ir aunque nuca demasiada cerveza que probar. En cualquier caso, ayer martes me acerqué por Malt & Vine, mi tienda cervecera favorita en la zona, con la intención de asistir a la cata de la cervecera New Belgium que allí estaba teniendo lugar.

Lo primero que he de decir es que no soy un gran fan de New Belgium. De hecho, hasta ayer no había probado ninguna cerveza suya que me hubiera gustado demasiado, y algunas realmente me habían parecido bastante reprochables. Empezando con la más conocida de todas, Fat Tire Amber Ale, que siempre he considerado poco más que pasable, y terminando con su Rampant Double IPA que cuanto más pruebo menos me gusta con su desagradable sabor a césped, ajo y humedad. Además de estas dos había probado algunas más que tampoco me habían emocionado, como su Belgian Ale 1554, pasable todo lo más, y su muy decepcionante Trippel. Pero bueno, como de algo hay que morir, y el precio de la cata era $1 (sí, sí, $1, barato, barato), no había mucho que perder y para allá me ido después de trabajar. Y la verdad, me alegro de haberlo hecho porque si no quizá nunca hubiera probado una más de sus cervezas. Y tres de las cuatro probadas merecían la pena.

Lips of faith – Biere de Mars

Cerveza del estilo Bière de Garde (cerveza para guardar), turbia, de color naranja pálido y poca espuma, aunque de esto no puedo estar seguro ya que la servían de jarras que llenaban de barril con anterioridad. Aroma frutal y especiado, agradable y suave. El sabor es similar, destacando las especias típicas de las levaduras belga como el clavo y la cáscara de naranja (no sé si añadidos aparte o producto de la fermentación), así como el poco amargor de lúpulo. Termina seca y sin regustos. Una cerveza a tener en cuenta para los días de calor del verano, a pesar de no ser especialmente ligera en alcohol con un 6.2%.

Nota final: 7/10

Rampant Imperial IPA

Doble IPA con 8.5% de alcohol. A la vista es de color ámbar totalmente transparente y limpia, con una capa de espuma considerable y que se mantiene en su sitio (esto es de notas de la primera vez que la probé, al igual que la foto). El aroma es distinto a cualquier otra IPA que haya probado. Para resumir, a hierba, verde, especiado, húmedo, sin ningúno de los esperados tonos cítricos o resinosos… no es desagradable pero no es agradable tampoco. El sabor me es simplemente desagradable, a ajo y especias que no entiendo que estén en una cerveza aunque no me desagradarían en muchas comidas. Por lo que he oído de comentarios de otra gente que no soporta esta cerveza el sabor es debido al lúpulo Mosaic, así que ya sé de un lúpulo que nunca usaré en una de las mías.

Rampant Imperial IPA

Rampant Imperial IPA

Nota final: 4/10

Lips of faith – Imperial Coffe Chocolate Stout

Otra cerveza de su serie “Lips of faith”, esta vez una Imperial Stout con 9% de alcohol, totalmente negra y sin apenas espuma al servirla de jarra a la pequeña copa de la cata. El aroma es intenso con tonos de café y vainilla, dulzor de fondo, pero sobre todo chocolate. Mucho chocolate. El sabor es profundo a chocolate, vainilla, café de fondo… dulce y espesa, como se espera de una Imperial Stout. Se nota un toque de calor por el alcohol, pero no exagerado. Poco carbonatada y espesa, deja una sensación de redondez en la boca e invita al siguiente trago. Muy recomendable.

Lips Of Faith - Imperial Coffee Chocolate Stout

Lips Of Faith – Imperial Coffee Chocolate Stout

Nota final: 8/10

Lips of faith – La folie

La última del lote es una Flanders Oud Bruin (marrón de flandes). He de reconocer que hasta no hace mucho las cervezas agrias eran algo que evitaba como la peste, pero a las que poco a poco estoy intentando acercarme, sobre todo para evitar ir un día a Belgica y no poder beber nada ;-). Total, que no sé mucho de ellas y no me atrevo a decir mucho tampoco. Me pareció ligeramente agria pero agradable, con terminación seca y en general me gustó y volveré a probarla con el tiempo y quizá a hablar de ella cuando me sienta más cómodo con el estilo.

Lips of Faith - La folie. Y detrás las neveras de la tienda.

Lips of Faith – La folie. Y detrás las neveras de la tienda.

En la foto se pueden ver las neveras en las que mantienen toda la cerveza en la tienda de la que hablo, Malt & Vine. En total tienen aproximadamente cuatro veces más de las que se ven en la foto y unas cuantas más en el almacén para mantener toda la cerveza que tienen en la tienda a la temperatura adecuada.

Y esto es todo sobre la cata. Me alegro haber ido y de dar una tercera oportunidad a New Belgium, o al menos a algunas de sus cervezas.

¡Salud!