Etiquetado: Imperial IPA

La Imperial IPA sigue su curso

El miércoles, un par de días más tarde de lo esperado ya que la fermentación primaria terminó el lunes, pasé la Imperial IPA sin nombre a secundario.  Aunque tenía planeado añadir 100 gramos de lúpulo Amarillo, no pudo ser ya que estaba agotado en la tienda donde compro y no volverá a haber hasta septiembre, después de la recolección. Para entonces habrá que intentar comprar algún lúpulo fresco para una harvest ale, y ya que las mayores productoras de lúpulo de EE.UU. están a dos patadas de aquí, como quien dice, espero que no sea muy complicado encontrarlo. Pero bueno, a lo que íbamos, que terminé comprando una libra (453 gr) de Cascade y le eché 90 gramos, que tampoco está mal. El resto lo tengo en espera de la próxima APA.

Al final de la fermentación tuve un problemilla con la temperatura que subió a 25º C durante el lunes y el martes debido a temas técnicos (congelador de segunda mano demasiado barato que decidió que hasta ahí había llegado). Hasta entonces había estado estable a 21ºC como estaba planeado. La densidad al final era de 1,018, exactamente lo que había calculado, después de mezclar el contenido de los tres fermentadores. Esto nos da un porcentaje de alcohol del 9,01%, ya que la densidad inicial era de 1,087 (en el otro artículo había puesto 1,080 por un error al convertir de Brix a unidades de densidad).

Como los problemas de temperatura ocurrieron después de haber prácticamente terminado la fermentación, no espero que haya causado demasiados problemas, pero podríamos encontrarnos con sabores no muy deseables en una Imperial IPA, ya sean frutales, de especias, o ambos; aunque siempre se puede cambiar el estilo por Imperial IPA Belga, que para esto jugamos en casa. Además, no hay nada que un poco más de tiempo de maduración no arregle, así que sea como sea no estará para tirarla, ni mucho menos.

Por desgracia la cata no fue muy productiva ya que estaba con un constipado de muerte y ni olía ni saboreaba nada de nada, así que no hay nada que comentar sobre eso. Una pena.

¡Salud!

Anuncios

Imperial IPA, por ahora sin nombre

Por fin, esto ha sido más largo que la obra del Escorial, hemos estrenado el nuevo equipo. Para la primera quería hacer algo relativamente sencillo pero sabroso, así que me decidí por una Imperial IPA, que es uno de mis estilos favoritos, a la que aún no he puesto nombre. La receta es como sigue:

Para 40 litros de mosto en el fermentador:

  • 14,150 kg cebada de dos carriles
  • 425 g malta Crystal 10
  • 425 g malta Crystal 20
  • 15.3 gramos lúpulo Warrior (16.70% ácidos alfa) al empezar la cocción
  • 22.9 gramos lúpulo Simcoe (14.10% ácidos alfa) al empezar la cocción
  • 28.35 gramos lúpulo Chinook (13% ácidos alfa) a 120 minutos de terminar la cocción
  • 28.35 gramos lúpulo Citra (15.60% ácidos alfa) a 120 minutos de terminar la cocción
  • 28.35 gramos lúpulo Columbus (13% ácidos alfa) a 120 minutos de terminar la cocción
  • 1 cucharada de Irish Mosh a 15 minutos de terminar la cocción
  • 85 gramos lúpulo Centennial (10% ácidos alfa) un minuto antes de terminar la cocción
  • 1 tubo de levadura WLP007 (Dry English Ale)
  • 85 gramos de lúpulo Amarillo para dry hopping

Ya que iba a ser una bomba de alcohol, el sábado empecé por preparar un starter para la levadura con 1,5 litros de mosto con extracto seco y una densidad de 1,050 aproximadamente. Estrené el agitador y así lo tuve, no sin ingún problema, dando vueltas durante casi 24 horas. Para ser la primera vez que hacía uno no estuvo mal la cosa, pero… lección número uno: para hacer un starter de 1,5 litros hace falta una probeta de más de dos litros.

La malta molida

El domingo molí los más de 15 kg de malta y los maceré en 20 litros de agua a 66ºC durante una hora. Una vez pasada la hora empecé a pasar el mosto a la perola de hervido mientras lavaba el grano con otros 35 litros, esta vez a unos 75,5ºC. Terminé con aproximadamente 53 litros de mosto con una densidad de 1,063. Una eficiencia del equipo de aproximadamente el 73%, que es un poco baja pero no está mal, sobre todo teniendo en cuenta que no le llegué a coger el tranquillo a la velocidad de lavado en ningún momento. Con un poco de práctica con el sistema espero poder estabilizarla alrededor del 85%. Y aunque una eficiencia alta no sirve para mucho a nivel casero, excepto para fardar en los foros, una eficiencia constante hace mucho más previsible a priori la densidad de una receta y facilita determinar la cantidad de grano que tendremos que utilizar. Así que es un dato interesante sobre el equipo y sobre todo su uso.

El macerado de la malta.

El macerado de la malta.

La cocción duró 120 minutos durante los cuales añadí los diferentes lúpulos, básicamente lo que había por casa para amargor a 120 minutos, una cucharada de Irish Mosh a falta de 15 minutos de cocción y 85 gramos de Centennial para sabor y aroma un minuto antes de apagar el fuego. Lo dejé reposar tapado durante 5 minutos y enfrié hasta 25ºC en aproximadamente 25 minutos. Al final terminé con 45 litros con una densidad de 1,080 y 107 IBUs calculados según la fórmula de Tinsenth.

Una vez enfriado pasé el mosto a tres barriles de 5 galones (19 litros) que uso como fermentadores y que previamente había lavado y desinfectado, los tapé mientras terminaba de limpiar todo lo demás y al rato fui a por el starter para poner la levadura. Y ahí fue cuando metí el cuezo completamente. Como he dicho antes, es la primera vez que hacía un starter y me olvidé completamente de moverlo bien hasta que ya había echado una parte en el primero de los barriles, que por supuesto ahí recibió poco más que cerveza sin apenas levadura. Y aunque dejé un poco al final para echarlo en este barril de nuevo, al final parece que ha recibido mucha menos levadura que los otros dos y se nota en el ritmo de fermentación que llevaba esta mañana.

Todo limpio y listo para la próxima

Todo limpio y listo para la próxima

La fermentación va a tener lugar a temperatura constante de 21ºC. En los dos barriles con cantidad suficiente de levadura espero una fermentación de aproximadamente 4-5 días en primario. Una vez terminada la fermentación en primario pasaré a un segundo barril en que añadiré 28.35 gramos (una onza) de lúpulo amarillo que mantendré durante 7 días a la mista temperatura de 21ºC. Después de los siete días sacaré la bolsa con el lúpulo, y enfriaré y carbonataré en el mismo barril. Otra semana más de maduración y la probaremos por primera vez. Aunque teniendo en cuenta que va a tener, si todo va bien, más de un 8% de alcohol, probablemente necesitará algo más de tiempo.

 

 

¡Salud!

Todo listo para el próximo fin de semana

Bueno, después de dos semanas sin aparecer, aquí estoy de nuevo. Entre un viaje a San Diego el fin de semana pasado y el trabajo he sido incapaz de publicar nada. Pero por fin este fin de semana me he puesto manos a la obra y he terminado con todo lo que tenía que hacer. La currada ha sido considerable, pero el resultado ha meredico la pena: el garaje está limpio y todo preparado para poder hacer cerveza el próximo fin de semana.

Todo preparado para hacer cerveza la semana que viene.

El plan es hacer dos lotes de 40 litros cada uno con el mismo grano. El primero una Imperial IPA con entre 8% y 10,5% de alcohol y más de 100 IBUs calculadas y el segundo una ISA (India Session Ale) o IPA, según salga la cosa, entre 3,5% y 5.5% de alcohol y entre 50 y 70 IBUs calculadas. Meteré cada lote en dos fermentadores de 20 litros y utilizaré un starter de Wyeast 1056, American Ale en un fermentador de cada lote y otro de Wyeast 1332, Northwest Ale para el segundo fermentador. Durante la semana puliré los detalles de los granos que voy a usar, con una base de Maris Otter o cebada malteada de dos carriles y un toque de trigo o centeno, así como los lúpulos, que serán los mismos o muy similares para ambas cervezas pero en cantidades muy diferentes.

¡Salud!

Seattle Beer Week: cata de New Belgium

Esta semana tenemos aquí por un lado la semana de la cerveza de Seattle (Seattle Beer Week), y por otro la semana de la cerveza artesana en todo EE.UU. Total, demasiados sitios a los que ir aunque nuca demasiada cerveza que probar. En cualquier caso, ayer martes me acerqué por Malt & Vine, mi tienda cervecera favorita en la zona, con la intención de asistir a la cata de la cervecera New Belgium que allí estaba teniendo lugar.

Lo primero que he de decir es que no soy un gran fan de New Belgium. De hecho, hasta ayer no había probado ninguna cerveza suya que me hubiera gustado demasiado, y algunas realmente me habían parecido bastante reprochables. Empezando con la más conocida de todas, Fat Tire Amber Ale, que siempre he considerado poco más que pasable, y terminando con su Rampant Double IPA que cuanto más pruebo menos me gusta con su desagradable sabor a césped, ajo y humedad. Además de estas dos había probado algunas más que tampoco me habían emocionado, como su Belgian Ale 1554, pasable todo lo más, y su muy decepcionante Trippel. Pero bueno, como de algo hay que morir, y el precio de la cata era $1 (sí, sí, $1, barato, barato), no había mucho que perder y para allá me ido después de trabajar. Y la verdad, me alegro de haberlo hecho porque si no quizá nunca hubiera probado una más de sus cervezas. Y tres de las cuatro probadas merecían la pena.

Lips of faith – Biere de Mars

Cerveza del estilo Bière de Garde (cerveza para guardar), turbia, de color naranja pálido y poca espuma, aunque de esto no puedo estar seguro ya que la servían de jarras que llenaban de barril con anterioridad. Aroma frutal y especiado, agradable y suave. El sabor es similar, destacando las especias típicas de las levaduras belga como el clavo y la cáscara de naranja (no sé si añadidos aparte o producto de la fermentación), así como el poco amargor de lúpulo. Termina seca y sin regustos. Una cerveza a tener en cuenta para los días de calor del verano, a pesar de no ser especialmente ligera en alcohol con un 6.2%.

Nota final: 7/10

Rampant Imperial IPA

Doble IPA con 8.5% de alcohol. A la vista es de color ámbar totalmente transparente y limpia, con una capa de espuma considerable y que se mantiene en su sitio (esto es de notas de la primera vez que la probé, al igual que la foto). El aroma es distinto a cualquier otra IPA que haya probado. Para resumir, a hierba, verde, especiado, húmedo, sin ningúno de los esperados tonos cítricos o resinosos… no es desagradable pero no es agradable tampoco. El sabor me es simplemente desagradable, a ajo y especias que no entiendo que estén en una cerveza aunque no me desagradarían en muchas comidas. Por lo que he oído de comentarios de otra gente que no soporta esta cerveza el sabor es debido al lúpulo Mosaic, así que ya sé de un lúpulo que nunca usaré en una de las mías.

Rampant Imperial IPA

Rampant Imperial IPA

Nota final: 4/10

Lips of faith – Imperial Coffe Chocolate Stout

Otra cerveza de su serie “Lips of faith”, esta vez una Imperial Stout con 9% de alcohol, totalmente negra y sin apenas espuma al servirla de jarra a la pequeña copa de la cata. El aroma es intenso con tonos de café y vainilla, dulzor de fondo, pero sobre todo chocolate. Mucho chocolate. El sabor es profundo a chocolate, vainilla, café de fondo… dulce y espesa, como se espera de una Imperial Stout. Se nota un toque de calor por el alcohol, pero no exagerado. Poco carbonatada y espesa, deja una sensación de redondez en la boca e invita al siguiente trago. Muy recomendable.

Lips Of Faith - Imperial Coffee Chocolate Stout

Lips Of Faith – Imperial Coffee Chocolate Stout

Nota final: 8/10

Lips of faith – La folie

La última del lote es una Flanders Oud Bruin (marrón de flandes). He de reconocer que hasta no hace mucho las cervezas agrias eran algo que evitaba como la peste, pero a las que poco a poco estoy intentando acercarme, sobre todo para evitar ir un día a Belgica y no poder beber nada ;-). Total, que no sé mucho de ellas y no me atrevo a decir mucho tampoco. Me pareció ligeramente agria pero agradable, con terminación seca y en general me gustó y volveré a probarla con el tiempo y quizá a hablar de ella cuando me sienta más cómodo con el estilo.

Lips of Faith - La folie. Y detrás las neveras de la tienda.

Lips of Faith – La folie. Y detrás las neveras de la tienda.

En la foto se pueden ver las neveras en las que mantienen toda la cerveza en la tienda de la que hablo, Malt & Vine. En total tienen aproximadamente cuatro veces más de las que se ven en la foto y unas cuantas más en el almacén para mantener toda la cerveza que tienen en la tienda a la temperatura adecuada.

Y esto es todo sobre la cata. Me alegro haber ido y de dar una tercera oportunidad a New Belgium, o al menos a algunas de sus cervezas.

¡Salud!

Port Brewing Hop 15

Lo primero decir que me acabo de beber más de medio litro de esta monstruosidad. Esta cerveza pega, pero bien.
Hace unos días los amigos de Observatorio Cervecero hablaban de esta misma cerveza y me recordaron que las otras que había probado hasta el momento de Port Brewing me habían gustado bastante, por no decir mucho. Así que la siguiente vez que pasé por la tienda de cervezas, decidí coger una botella, a ver qué tal estaba la cosa. Y aprovechando compré también otras dos de sus cervezas, completamente opuestas a esta: Old Viscosity y Older Viscosity, que cataré y comentaré más adelante. Y ahora, sin más dilaciones, vamos a por esta:

Port Brewing Hop 15

Port Brewing Hop 15

  • Alcohol: 9.7%
  • IBUs: desconocidos
  • Estilo: American Imperial IPA
  • Fecha embotellado: 6 de marzo de 2013
  • Fecha de compra: 4 de abril de 2013
  • Precio: $7.99
  • Color: desconocido
  • Densidad original: 1.086
  • Densidad final: 1.014
  • Elaborada con maltas Two-Row, English Light Crystal, y 15 tipos diferentes de lúpulo. ¡Ahí queda eso!
  • Servida de una botella de 22oz. (650 ml) a un vaso de vino tipo Borgoña.

Presenta un color naranja claro, turbio y con bastante poso flotando por todas partes. No tengo ni idea de si esto es así en todas las botellas o si esta es una excepción. La corona de espuma es contundente y cremosa, casi blanca, pero desaparece más rápidamente de lo que me gustaría.

El aroma es… lúpulo. Lúpulo, lúpulo y más lúpulo. Prestando atención y con concentración quizá se noten tonos cítricos y resinosos, pero los árboles se pierden en el bosque de lúpulo. Los detalles se mezclan y no hay manera de distinguir apenas nada.

El sabor es amargo. El primer trago es casi desagradablemente amargo. Pero poco a poco, no sé si porque se duerme la lengua por la cantidad de lúpulo o por la cantidad de alcohol, se empiezan a notar después del amargor tonos dulzones de malta que rápidamente son arrastrados al olvido por más amargor. Un viaje de 360 grados en cada trago y que con cada trago se hace más agradable. Lo que parecía que iba a ser un tortura para la boca empieza a ser una experiencia placentera, aunque desde luego no para todos los días.

En definitiva, una cerveza muy interesante que todavía no estoy seguro porqué pero me ha gustado mucho. Eso sí, totalmente desequilibrada con el lúpulo sobrepasando todo lo demás sin ningún tipo de compasión.

Nota final: 8/10

Firestone Walker Double Jack

Firestone Walker es una cervecería singular, sin duda. Fundada en 1996 por Adam Firestone y David Walker en la bodega de la familia de Firestone en el condado de Santa Barbara, la cervecería se caracteriza por no solamente envejecer sus cervezas en roble, sino también fermentarlas en barriles. Para esto utilizan lo que llaman el Firestone Unión System con barriles de roble de 60 galones (227 litros) de tostado medio o alto que dan a la cerveza un “extraordinario carácter y complejidad”.

Tienen tres series de cervezas:

  • Pale Series, o lo que podríamos llamar “las de andar por casa” aunque en este caso son mucho más que eso. Estas cervezas serían las joyas de la corona en multitud de cervecerías artesanales del mundo. Disponibles durante todo el año y no hay problema en conseguirlas, al menos aquí.
  • Cervezas de temporada, con una de trigo, una oatmeal stout (stout de avena), y una German Marzen estilo oktoberfest. Las dos primeras merecen la pena, la tercera aún no he tenido la oportunidad de probarla ya que está disponible solamente en grifo.
  • Serie reserva de los propietarios, todas estas son de disponibilidad limitada aunque Double Jack y Walkers Reserve quizá sean algo más fáciles de conseguir. Las otras tres, Sucaba, Parabola y Double DBA son tiradas súper limitadas disponibles una vez al año y con las más altas calificaciones tanto en Beer Advocate como en Rate Beer. Son cervezas que se pueden guardar durante una temporada ya que envejecen bien.

Y nuestra protagonista de hoy es una de sus grandes cervezas, tanto por la cantidad de alcohol con 9.5% como sus 100 IBUs. Vamos allá con la cata:

  • Alcohol: 9.5%
  • IBUs: 100
  • Estilo: American Imperial IPA
  • Fecha embotellado: 30 de noviembre, 2012
  • Color: 8 SRM
  • Densidad original: desconocida
  • Elaborada con maltas Premium Two-Row, Múnich y Simpson Light Crystal, y 1.800 gr. de lúpulo por cada 115 litros aproximadamente. Más detalles aquí.
  • Servida de una botella de 22oz. (650 ml) comprada hace aproximadamente tres semanas a un vaso tipo tulipán.
Firestone Walker Double Jack Imperial IPA

Firestone Walker Double Jack Imperial IPA

Presenta un color naranja cobrizo o ámbar, totalmente nítido con una capa de espuma blanca, aunque no tan blanca como en la foto, de gran cremosidad que se disipa relativamente rápido. Destacan los aromas cítricos, sobre todo a pomelo y naranja del lúpulo que no tapan completamente el aroma dulzón de la malta. Sorprendente lo aromática que es a pesar de los más de cuatro meses pasados desde el embotellado. En boca empieza con una alto amargor que se disipa rápidamente entre el dulzor frutal del lúpulo y después de la malta. Se siente espesa en la boca, cremosa y de carbonación media. En resumen, una cerveza muy equilibrada y apta para casi cualquier ocasión.

Nota final: 9/10

¡Salud!